Notice: wpdb::prepare se llamó incorrectamente. La consulta no contiene el número correcto de marcadores de posición (2) para el número de argumentos facilitado (3). Por favor, visita Depuración en WordPress para más información. (Este mensaje se añadió en la versión 4.8.3.) in /home/celicity/public_html/wp-includes/functions.php on line 4041
Tipos de harinas Sin Gluten: Existe la alternativa al trigo | CeliCity

Tipos de harinas Sin Gluten: Existe la alternativa al trigo

waitlessalergenos
Por qué no hay que fiarse de las cartas de alérgenos
01/03/2017
PORTADA2
CONCURSO SNACKÍSSIMO
06/03/2017
Mostrar todo
harinas

Es complicado adaptarse a no poder usar harina de trigo en las preparaciones, básicamente porque nuestra cultura culinaria está basada en ella y estamos acostumbrad@s a utilizarla tanto para un roto como para un descosido: Pasteles, rebozados, masas, pastas…

Es difícil, pero no imposible. La buena noticia es que no sólo existe la harina de trigo, sino que existen muchísimos tipos de harina de decenas de ingredientes que ni podrías imaginar. Sólo hay que cambiar la mentalidad y abrirse a usarlas.

A continuación vamos a enseñarte unas cuantas harinas sin gluten que deberían estar en la despensa de todo celíaco. ¿Las conocías todas?

 

Primero vamos a enumerar las más conocidas


Harrozarina de arroz:
Actualmente está muy extendida pero es de origen asiático. Lo habitual es encontrarla de arroz blanco, aunque al hacerse simplemente moliendo el grano, también existe la harina de arroz de cualquier variedad, como por ejemplo integral. Es de un sabor muy suave, lo que la hace perfecta para añadir a cualquier plato sin que sepa diferente.

 


maiz

 

Harina de maíz: Es la base de la cocina del centro y el sur de América, pero su uso se extiende a todo el mundo. Puede ser de maíz crudo, cocido, pelado, tostado…amarilla o blanca. Los tamales, las arepas, o las tortillas mexicanas están hechas con ella.

 

 


garbanzo

 

 

Harina de garbanzo: Muy popular en India y Pakistán, se obtiene de pulverizar esta legumbre en crudo. Su textura es gruesa y el color amarronado. A pesar de que posee un sabor intenso, se utiliza en muchas elaboraciones, como por ejemplo rebozados de pescado.

 


Después seguimos con algunas que empiezan a hacerse hueco en el mundo celíaco

 

sarracenoHarina de trigo sarraceno: De origen también asiático, esta harina del pseudocereal alforfón (que nada tiene que ver con el trigo) es de sabor fuerte y color pálido, aunque una vez cocinada adquiere un color oscuro. Es muy nutritiva y buena para el organismo, y con ella se preparan platos tan famosos como el “Soba” japonés, o los “Galettes” (crepes) franceses.

 


guisante

 

 

Harina de guisantes: Con un gran valor proteico, es una de las harinas más utilizadas en India. Es ligera, su sabor es muy agradable, y aporta a las masas un sutil color verdoso.

 

 

 


 

teffHarina de teff: El teff es un cereal de origen africano, consumido principalmente en Etiopía, donde elaboran el pan Injera. Además, es el cereal más pequeño del mundo. Su harina es de color marrón y tiene un sabor muy curioso que recuerda a las nueces.

 

 


sorgo

 

Harina de sorgo: El sorgo también es originario de África y muy protagonista en la alimentación de países como Somalia, aunque actualmente el primer país productor es Estados Unidos. Es de digestión lenta, sabor suave y algo dulce.

 

 


almendra

 

Harina de almendras: Tiene una textura bastante densa, y puede encontrarse en dos variedades: con harina pelada y sin pelar. Se utiliza para realizar muchos dulces como el mazapán o la famosa Tarta de Santiago.

 


Y por último estas que seguro te van a sorprender

amaranto

 

Harina de amaranto: Algo amarga, su procedencia no es de una sola planta, sino de las plantas de la familia Amaranthaceae, procedentes de Centroamérica y Norteamérica, que fueron un alimento muy apreciado y cotizado en el periodo Maya e Inca.

 


lentejas

 

Harina de lentejas: Hay un montón de variedades de lentejas, pero esta harina suele elaborarse con lenteja roja. El papadum de India está hecho con ella. Tiene un sabor ligeramente dulce, y a su vez ácido, y una fina textura.

 


 

yucaHarina de yuca: También conocida como harina de mandioca, se obtiene rallando, prensando, secando y moliendo la yuca hasta obtener la harina. Su almidón es la tapioca, un genial espesante.

 

 


castañasHarina de castañas: Con un alto contenido de vitaminas y minerales, es una de las harinas más sanas que existen. Empezó a ser usada en Europa por las clases bajas. Tiene un sabor dulce muy característico, por lo que es perfecta para realizar bizcochos y postres.

 

 


altramuz

 

Harina de altramuz: El altramuz es un tipo de legumbre muy típico del mediterráneo y el sur de América. Cuando se seca, tuesta, y muele, se obtiene esta harina que sirve tanto para preparaciones dulces como saladas.

 


 

habas

 

 

 

Harina de habas: También es muy sana, con alto contenido en calcio y proteínas, ayuda a controlar el colesterol. Tiene un sabor fuerte, la textura es algo gruesa, y el color es amarronado.

 

 

 


quinoa

 

Harina de quinoa: Se obtiene tras lavar el grano y molerlo. Es de fácil elaboración y aún es bastante desconocida en Europa. Sin embargo, es de uso frecuente en países de Latinoamérica como Bolivia.

 


 

platanoHarina de plátano: Concretamente, de plátano verde. Se consigue deshidratando el plátano y moliéndolo, y cada vez adquiere más protagonismo en la alimentación celíaca en países latinoamericanos, incluso en Brasil ya se utiliza para elaborar pasta apta.

 


cocoHarina de coco: Resultante de secar y moler la pulpa del coco, desprende un agradable olor, pero el sabor no es muy marcado. La particularidad que tiene es que abrsorbe muy bien los líquidos, por tanto habrá que vigilar que no se quede la elaboración demasiado seca y dura.

 


 

patataHarina de patata: Se elabora cociendo y secando las patatas, para posteriormente molerlas. Tiene un alto contenido en hidratos de carbono y potasio, y un sabor muy neutro, incluso parecido a la harina de trigo.

 

 


 

Como puedes ver existen muchísimas alternativas a la harina de trigo. Diferentes sabores, texturas, resultados, y un nuevo mundo lleno de posibilidades a explorar.

¿Nos cuentas cuáles has probado ya?

2 Comments

  1. Oscar dice:

    Muchas gracias por la información! Por si a alguien le interesa, he encontrado ésta página donde tienen muchos tipos de harina sin gluten 🙂 http://alimentos-singluten.es/23-harina-sin-gluten

  2. Rosa Mestizo Ortega dice:

    Hola buenas noches.

    Me agradó mucho la nota referente a los diferentes tipos de harina y me gustaría saber si me pueden ayudar diciéndome como secar la patata para después convertirla en harina.

    Les comento que ya elabore harina de avena, garbanzo y tapioca, las cuales me quedaron super ricas y por lo mismo es que me interesa su valioso apoyo para poder elaborar la de patatas.

    De antemano, muchas gracias por el valioso apoyo que me puedan brindar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *