¿Sospechas que tu hij@ puede ser celíac@? | CeliCity

¿Sospechas que tu hij@ puede ser celíac@?

mini glu
14 Mitos de la enfermedad celíaca
03/01/2017
Garbanzos
Harina de Garbanzo: ¿Cómo se hace y qué propiedades tiene?
04/01/2017
Mostrar todo
portrait2

La celiaquía es una enfermedad de difícil diagnóstico, pues sus síntomas varían mucho y se solapan con los de otras enfermedades. De hecho, se estima que un 75% de las personas que son celíacas aún no lo saben. Esta condición puede diagnosticarse a cualquier edad, y no es extraño que haya personas que se enteren con 60 años, por ejemplo.

No obstante, con el creciente conocimiento de la comunidad médica acerca de la celiaquía, cada vez se están produciendo más diagnósticos infantiles.

Durante la infancia los síntomas pueden ser variados, los más frecuentes son:

baby-Diarrea o estreñimiento

-Pérdida de peso

-Bronquitis de repetición

-Vómitos

-Irritabilidad

-Insomnio

-Baja talla

-Hinchazón abdominal

 

En los primeros años de la infancia, puede ocurrir que después de comer tu hij@ está irritable, de mal humor, muy cansado, o con la tripa hinchada. También que sus heces sean muy abundantes y líquidas, o que esté estreñido de manera crónica. En este punto has de identificar qué alimentos le has dado y observar si su sintomatología puede estar asociada a la ingesta de gluten.

Puedes hacer una pequeña prueba retirando el gluten de la alimentación por ejemplo una semana, para ver si notas mejoría, pero sin duda lo que tienes que hacer es acudir al pediatra.

 

El diagnóstico de la celiaquía se completa uniendo los criterios sintomatológicos con una serie de pruebas: la serología, el análisis genético y la biopsia. Hay mucha variedad en cuanto al resultado de estas pruebas en celíacos, de hecho, es un error común hacer únicamente la serología y, si da negativa, dejar de buscar el diagnóstico de celiaquía: Hay much@s celíacos con anticuerpos negativos.

medicoLa serología consiste en un simple análisis de sangre cuyo objetivo es observar la reacción del sistema inmunológico frente al gluten. La elevación de los anticuerpos (anti-tTG tipo IgA o IgG habitualmente) puede indicar la presencia de la enfermedad.

El análisis genético también consiste en un análisis de sangre. Se realiza en casos dudosos y certifica que existe, al menos, la predisposición de padecer la enfermedad si es que se tienen positivos los alelos HLA DQ2  y/o DQ8.

 

Y por último tenemos la biopsia intestinal, que es una de las pruebas más fiables, pero en niños se intenta evitar hacerla ya que es bastante invasiva. Consiste en la introducción de un tubito por la boca, que pasa por el estómago y llega al intestino delgado, donde se recogen muestras para su posterior análisis. Basándose en la escala de Marsh se clasifica la lesión intestinal como compatible o no compatible con la enfermedad celíaca. a

 

Habitualmente, aunque no siempre, se realizan 3 biopsias.
En la primera, se confirma el diagnóstico de celiaquía. La segunda, se realiza aproximadamente a los 2 años y sirve para saber si la mucosa intestinal se ha regenerado. Si es así, se prueba a introducir de nuevo el gluten en la dieta.

La tercera biopsia sirve para evaluar el posible daño producido por la reinserción del gluten. Si es así, ya no cabe duda de que es esta proteína la causante del malestar del pequeño/a.

 

sintNo existe tratamiento médico para la enfermedad celíaca, sino que la única manera de controlarla es eliminando el gluten de la dieta para siempre y de manera estricta.

Al ser diagnosticado el/la niño/a de pequeño, será mucho más fácil inculcar los hábitos de alimentación sin gluten de una manera natural. También es importante que sepa que es celíaco y qué supone eso, la peligrosidad que entraña el comer sin gluten, y las maneras por las cuales puede gestionar ciertos problemas sociales que se le planteen (comer en el colegio, en casa de algún amigo…).

Muchos colegios ya ofrecen menús sin gluten y adaptado a otras intolerancias, y los niños aprenden excepcionalmente rápido que no pueden comer nada que tenga gluten. Cuanto más jóven se diagnostique, más normal es para esa persona el nuevo estilo de vida que ha de adoptar.

 

Recomendamos llevar al niño/a al médico ante posibles sopechas de que puede padecer la enfermedad celíaca. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *