La fecha y lugar de nacimiento influyen en el desarrollo de celiaquía | CeliCity

La fecha y lugar de nacimiento influyen en el desarrollo de celiaquía

trigo
Menos celíacos pero más dietas sin gluten en EEUU
07/11/2016
pamplona-sin-gluten
Camarero, ¡Sin Gluten! – Pamplona
11/11/2016
Mostrar todo
stadistics-health

La estación del año y el lugar donde se nace influyen en el riesgo de padecer celiaquía durante la infancia debido a las infecciones circulares debidas al parto según una investigación realizada en Suecia. Las infecciones virales circulantes podrían ayudar a explicar los patrones temporales y geográficos asociados con el riesgo de desarrollar celiaquía en la infancia. La vitamina D durante el embarazo es uno de los factores que destacan los investigadores suecos, que han publicado sus conclusiones en la revista  ‘Archives of Disease in Childhood’.

El estudio ha tenido una duración de 10 años, que comprende el período entre 1991 y 2009 en el cual se han investigado 2 millones de niños suecos hasta los 15 años. Alrededor de 6500 niños fueron diagnosticados de celiaquía. En general, el riesgo de diagnóstico fue de alrededor de 10% mayor entre los niños nacidos en primavera (marzo-mayo), verano (junio-agosto) y otoño (septiembre-noviembre) de lo que era entre los nacidos en invierno (diciembre-febrero). Pero no es tan sencillo, los patrones estacionales difieren según la región.

El riesgo de padecer enfermedad celíaca fue mayor entre los que nacieron en el sur del país, donde la luz del sol en primavera y verano es más intensa, frente a los niños que nacieron en el norte del país, donde las primaveras son más frías y los veranos más cortos. Por otra parte, los niños diagnosticados antes de los 2 años parecían tener un mayor riesgo de padecer la enfermedad si habían nacido en primavera, mientras que los diagnosticados después de esta edad se encontraban con un mayor riesgo si habían nacido en verano u otoño.

Se clasificaron los años de nacimiento en tres períodos para explorar diferencias en las tendencias: 1991-1996, cuando hubo una “epidemia” de casos nuevos; 1997-2002, posteriores a la “epidemia”, y 2003-2009, cuando la “epidemia” había remitido. Se demostró que los niños nacidos en 1991 y 1996 presentaban mayor riesgo de ser diagnosticado con celiaquía si habían nacido en primavera, mientras que los niños nacidos entre 1997-2002 estaban en mayor riesgo habiendo nacido en verano y otoño. Los nacidos entre 2003-09 presentaban un mayor riesgo al nacer en otoño.

Hay que añadir que el riesgo de padecer enfermedad celíaca fue considerablemente más alto entre las niñas que entre los niños en todos los períodos de tiempo y las estaciones. Dado que se trata de un estudio observacional los autores recuerdan que no se pueden sacar conclusiones causa-efecto de estos datos, pero avanzar como hipótesis para el aumento de la enfermedad celíaca si se nace en primavera o verano es que “los bebés tienen más probabilidades de ser destetados y que se les introduzca el gluten en su alimentación durante el otoño/invierno, una época caracterizada por la exposición a infecciones virales estacionales”.

Las infecciones virales alteran las bacterias intestinales y aumentan la permeabilidad de las células que recubren el intestino, lo que podría provocar el desarrollo de la enfermedad celíaca, sugieren los investigadores. De esta manera, los niveles bajos de vitamina D también se han relacionado con enfermedades relacionadas con la inmunidad, como la esclerosis múltiple, la enfermedad inflamatoria intestinal y la diabetes tipo 1, aunque todos los niños en Suecia reciben suplementos financiados por el estado de vitamina D a partir de 1 semana de edad hasta la edad de 2 años. “Otra posible razón está relacionada con la luz solar y la vitamina D porque las mujeres embarazadas que dan a luz en primavera tienen los niveles más bajos de vitamina D durante al final de la gestación cuando se produce el desarrollo del sistema inmune del feto se lleva a cabo”.

1 Comment

  1. JUDITH GONZÀLEZ dice:

    ESTOY ASOMBRADA, LA RELACIÒN CON LA ESTACIONALIDAD ME PARECE EXTRAÑÌSIMA A EXCEPCION DE LA INGESTA DE LECHE POR BIBERÒN, O SEA D VACA.
    NACÌ EN OCTUBRE, PERO DE 1937 Y HACE 42 AÑOS QUE OBSERVO EL SIN GLUTEN. SI BIEN TUVE SIEMPRE SINTOMAS FLORIDOS DE LA ENEFERMEDAD
    RECIÈN A LOS 3 MESES DE NACIDO MI HIJO TUVE EL DIAGNÒTICO A TRAVÈS DE UNA BIOPSIA DE YEYUNO.
    ME AMIGUE CON LA DIETA, NO ME OFRECE MAYORES DIFICULTADES PARA COMERLOS Y ENCONTRAR COMERCIOS DONDE LOS VENDADN, SIN EMBARGO LA MAYOR ES EL COSTO DE LOS ALIMENTOS.
    MUCHAS GRACIAS. AH! VIVO EN ARGENTINA, CIUDAD AUTÒNOMA DE BAS.AS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *