Etiquetado | CeliCity

Etiquetado

Una de las cosas con las que más familiarizada tiene que estar una persona celíaca es con el etiquetado de los alimentos. Los alimentos son nuestra medicina, no podemos consumir cualquiera. El problema es que muchos contienen gluten entre sus ingredientes, y no lo especifican, dando lugar a confusiones para el consumidor.

En esta página tienes una introducción completa a los alimentos que tienen y no tienen gluten, pero una vez interiorizado eso, hay que ir más allá con el etiquetado.

Si acabas de ser diagnosticad@, te recomendamos que sólo consumas productos que ponga SIN GLUTEN. Con el tiempo irás aprendiendo cuáles tienen y cuáles no, así como las marcas que tienen productos libres de gluten pero no lo indican en la etiqueta.

Los fabricantes están obligados a declarar los alérgenos de un producto, pero no las trazas. Los alérgenos vienen marcados en la etiqueta con negrita. Evidentemente si pone que contiene gluten, no lo podemos consumir, pero el hecho de que declare otros alérgenos (como soja o frutos secos), y no gluten, no quiere decir que ese producto no lo lleve. 

Hay marcas que remiten al etiquetado, como puede ser Nestlé. Esto quiere decir que si no pone específicamente en la etiqueta que lleva gluten, es que no lo lleva.  El 28 de marzo de 2017 FACE lanzó este comunicado que ha abierto una polémica entorno a si las marcas que remiten al etiquetado son seguras, todavía no se sabe si todas las marcas que remiten al etiquetado no son completamente seguras, o sólo algunas de ellas. Actualizaremos la información cuando tengamos datos. De momento, por seguridad, recomendamos no consumir estos alimentos. 

Pero otras muchas marcas tienen productos con gluten y no lo reflejan en ningún sitio, por ello deberás informarte de si contiene gluten o no, bien en la Guía que te proporcionen en la asociación (si es que decides hacerte miembro) o bien en internet.

Quizá lo entiendas mejor con los siguientes ejemplos:

etiqueta

Los alimentos más seguros para empezar son los que pone SIN GLUTEN. Ten cuidado con que ponga SIN GLUTEN, y no MUY BAJO EN GLUTEN.

El 20 de Julio de 2016 entró en vigor la nueva normativa Nº 828/2014 sobre el etiquetado de productos sin gluten por la comisión europea. Aunque no hay cambios significativos respecto al reglamento anterior, algunos de los cambios han originado una controversia en la comunidad celíaca más que justificada.

El antiguo Reglamento nº 41/2009 que está en vigor permite especificar en los etiquetados información sobre la ausencia o la presencia reducida de gluten en los alimentos. La información que se muestra en las etiquetas aparece de dos maneras:

  • Sin Gluten (apto para celíacos): La declaración «sin gluten» solamente podrá utilizarse cuando los alimentos, tal como se venden al consumidor final, no contengan más de 20 mg/kg de gluten.
  • Muy Bajo en Gluten (no apto para celíacos): La declaración «muy bajo en gluten» solamente podrá utilizarse cuando alimentos que consistan en trigo, centeno, cebada, avena o sus variedades híbridas, o que contengan uno o más ingredientes hechos a partir de estos cereales, que se hayan procesado específicamente para reducir su contenido de gluten, no contengan más de 100 mg/kg de gluten en el alimento tal como se vende al consumidor final.

La etiqueta “Muy bajo en gluten” no significa que sea apto para celíacos. La cantidad máxima de gluten que puede ingerir un celíaco es la de 20mg/kg, de ahí que se consideren como productos sin gluten. Con menos de 100mg/kg lo más probable es que el producto contenga más de 20mg/kg y, por tanto, no sea apto para celíacos, mejor no arriesgarse si no se conocen más detalles y cambiar de producto. Hay que ir con cuidado y tener presente siempre esta diferenciación en el momento de la compra.

Etiquetas actuales sin gluten (reconocidas por FACE)

Etiquetas actuales sin gluten (reconocidas por FACE)

La controversia generada se debe a que junto a las dos anteriores etiquetas puede aparecer unas nuevas con el contenido “elaborado específicamente para celíacos” o “adecuado para las personas con intolerancia al gluten” que acompañen a estas, lo que puede ser malinterpretado y llevar a un error muy obvio. Si el producto es “muy bajo en gluten” pero lleva la etiqueta “adecuado para celíacos”  no es apto para celíacos y se estaría cayendo en una falacia que puede afectar a muchos celíacos que no lean detenidamente toda la información del producto.

FACE, la Federación de Asociaciones de Celíacos de España, ya se ha manifestado al respecto con un manifiesto mostrando abiertamente su descontento con esta reforma defendiendo que atenta contra la seguridad alimentaria.

 

Desde Celicity nos sumamos a esta protesta y nos identificamos con la postura planteada por la Asociación. ¡Digamos no a los etiquetados “elaborado específicamente para personas con intolerancia al gluten” o “elaborado específicamente para celíacos” con una cantidad mayor de 20 ppm de gluten!