Diferencias entre intolerancias y alergias alimentarias | CeliCity

Diferencias entre intolerancias y alergias alimentarias

ptd
¡Nuevos productos SIN GLUTEN en el mercado!
03/05/2017
ptd
Sosann: Una historia de superación detrás de la celiaquía
08/05/2017
Mostrar todo
ptd

La diferencia entre intolerancias y alergias alimentarias parece bastante sencilla e intuitiva. Sin embargo, comparten algunos puntos que pueden hacer complicada su identificación.

Se estima que un 20% de la población presentará en algún momento de su vida alguna reacción adversa alimentaria (de tipo alergia o intolerancia), pero en ningún caso son lo mismo.

Tienen en común que tanto alergias como intolerancias son clasificadas como reacciones no tóxicas, ya que el alimento que desencadena la respuesta no es tóxico en sí mismo, sino que es el organismo de la persona susceptible el que responde inadecuadamente.

Ahora bien, dentro de las reacciones no tóxicas se distinguen las alergias (mediadas por un mecanismo inmunitario y presencia de IgE) y las intolerancias (mediadas por un mecanismo NO inmunitario y presencia de IgG).

 


Alergia alimentaria

Se define una alergia alimentaria como una reacción exagerada del sistema inmune ante la ingesta o contacto con un alimento o componente del mismo. La secuencia que se sigue es: Contacto con el alérgeno -> Reconocimiento de las proteínas del alimento por parte de los Linfocitos T-> Activación de los Linfocitos B -> Mediación de la IgE –> Liberación de histamina -> Sintomatología.

 

intolerancias y alergias

 

Se han identificado más de 100 alimentos que pueden causar una alergia, pero en la práctica el 90% de las alergias alimentarias están causadas sólo por 8 alimentos: huevo, leche, pescado, frutos secos, cacahuetes, soja, crustáceos, leche y trigo.

 


Este sistema actúa muy rápido, provocando la sintomatología aguda en cuestión de segundos o minutos. Algunos de los síntomas característicos de las alergias alimentarias son: Hinchazón de cara y labios, mucosidad, congestión nasal, asma, náuseas, lagrimeo, disnea, vómitos, diarrea, tos, edema de glotis, sarpullidos cutáneos, shock anafiláctico.


intolerancias y alergias

 

Una intolerancia alimentaria nunca va a causar la muerte, sin embargo, una alergia puede potencialmente causar una obstrucción de la glotis, provocando el ahogo y falta de riego al cerebro, lo que puede desembocar en la muerte si no se interviene rápidamente mediante la administración de corticoides, antihístamínicos, o, en caso extremo, la traqueotomía de urgencia.

 

 

 

En el caso de los celíacos, aún hay gente que manifiesta tener alergia al gluten. De hecho, no es ni una alergia ni una intolerancia. La celiaquía es una enfermedad autoinmune en la que el cuerpo se ataca a sí mismo ante la presencia de gluten en el intestino. Otra cosa sería la alergia al trigo, en cuyo caso estaríamos hablando de alergia al cereal en sí, y no sólo al gluten.

 

Intolerancia alimentaria

Una intolerancia alimentaria se define como una reacción adversa del metabolismo corporal, en respuesta a la ingesta de un alimento o componente alimentario.  La sintomatología depende de la cantidad de alimento ingerido. Sin embargo, en la alergia la más mínima cantidad de alimento puede desencadenar la respuesta.

Precisamente los síntomas son mucho menos agudos que en la alergia, y la tardan más en aparecer, desde horas a días.

Las intolerancias son mucho más frecuentes que las alergias, sobre todo en niños, ya que su sistema digestivo aún no está madurado del todo y pueden tener problemas para digerir ciertos alimentos. No están mediadas por el sistema inmunológico, sino que se deben a daños en el intestino o procesos digestivos defectuosos.


intolerancias y alergias

 

En adultos la intolerancia más frecuente es la intolerancia a la lactosa. Al igual que otras intolerancias, cursa con malas digestiones, gases, ardor de estómago, calambres, dolor de cabeza, etc, pudiendo remitir estos síntomas con el paso de los años, especialmente si se trata de intolerancias secundarias.

 


 

Las pruebas diagnósticas de las intolerancias son por ejemplo los test de hidrógeno expirado o las curvas de glucemia. Sin embargo, la alergia se diagnostica mediante prick test y provocación oral.

Por último, hay que recalcar que las alergias son crónicas, pueden controlarse pero la persona siempre tendrá alergia a ese alimento. Sin embargo, las intolerancias en muchos casos pueden remitir cuando el intestino vuelve a funcionar bien.

 

¿Alguna vez has confundido la alergia y la intolerancia? ¿Tienes alguna de las dos? 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *