Deficiencias nutricionales asociadas a la celiaquía | CeliCity

Deficiencias nutricionales asociadas a la celiaquía

IMG_3607
Leon The Baker: El pan SIN GLUTEN más natural
24/05/2017
ptd
Enfermedad de Hashimoto y Celiaquía
29/05/2017
Mostrar todo
ptd

Sabemos que padecer la enfermedad celíaca compromete seriamente la absorción de nutrientes debido al daño de las vellosidades intestinales. Much@s celíac@s han sido diagnosticados, no tanto por dolencias o síntomas intestinales, sino por el síndrome de malabsorción que padecían, el cual se reflejaba en los análisis de sangre.

Son varios los nutrientes que pueden llegar a faltar. Hoy haremos un repaso de los más importantes.


 

minMinerales

Los oligoelementos son totalmente necesarios para desarrollar  las funciones corporales. En la celiaquía, se ha visto que faltan especialmente el hierro, el magnesio y el calcio.

 

 

 


Hierro:

El hierro existe en cantidades mínimas en el ser humano, pero cruciales. Sin él, no pueden oxigenarse los tejidos, ni se pueden realizar gran cantidad de reacciones metabólicas en las células.

La anemia en personas celíacas es un clásico: Cansancio extremo, dolores de cabeza, mareos, falta de concentración… Cuando no se conoce el diagnóstico, es habitual que se recete al paciente suplementos de hierro, que, evidentemente, tampoco puede absorber debido al daño de las vellosidades.

 

Magensio:

El magnesio se encuentra por todo el cuerpo, fundamentalmente en los huesos y los tejidos. Su déficit causa calambres musculares, hipertensión, alteraciones del sueño, defectos en el esmalte de los dientes, y problemas óseos. También ayuda a que funcione correctamente el sistema inmune, lo cual nos protege de contraer enfermedades.

Se ha comprobado que los celíacos no diagnosticados presentan una pérdida masiva de magnesio, presente en las heces, debido a la imposibilidad de absorberlo.

 

Calcio:

Hay datos que apuntan a que hasta un 70% de celíacos padecen algún tipo de afectación ósea (menor densidad de la masa,  osteoporosis….) Esto está directamente relacionado con la falta de calcio. 

El calcio es el mineral más abundante en el cuerpo humano. Se obtiene fundamentalmente mediante alimentos lácteos, mariscos, frutos secos…Si bien sólo se absorbe entre el 20-40% en condiciones normales, lo que quiere decir que las personas celíacas absorben aún menos.

Además, el calcio no se asimila correctamente si la persona no tiene la suficiente vitamina D y magnesio, con lo cual, si faltan también, se compromete aún más la absorción de este nutriente tan importante para el esqueleto.

 

Vitaminas

vitaminasLas vitaminas son compuestos completamente necesarios para el buen funcionamiento fisiológico. La particularidad que tienen es que en su mayoría no se pueden sintetizar en el propio organismo, por tanto hay que obtenerlas de los alimentos.

Hay 13 vitaminas englobadas en grupos de las letras A,D,E y K  (liposolubles) y B y C (hidrosolubles). Las liposolubles pueden almacenarse más fácilmente en los depósitos del organismo, pero las hidrosolubles necesitan ser ingeridas con regularidad. A continuación citamos las más problemáticas en la enfermedad celíaca.

 


A:

El retinol es una vitamina fundamental para el buen estado de las mucosas corporales. Genera pigmentos necesarios para el buen funcionamiento de la retina, con lo que su déficit puede causar importantes problemas de visión, especialmente con poca luz.

Además, controla el envejecimiento de los tejidos, con lo que retrasa la presencia de arrugas en la piel.

B12: 

La vitamina B12, o cianocobalamina, es una de las vitaminas que más problemas causa si no se absorbe en cantidades suficientes. Sin ella, no pueden producirse los suficientes glóbulos rojos y se produce una anemia grave. Además, su falta ocasiona daños neurológicos y sintomatología variada como la pérdida del equilibrio, la falta de memoria, adormecimiento de las extremidades, o depresión.

Es muy frecuente que, debido a la imposibilidad de absorción intestinal, tenga que ser administrada por vía intramuscular como tratamiento habitual en una persona celíaca.

B9:

Esta vitamina no es ni más ni menos que el ácido fólico. Esencial para la gestación y el embarazo, también es muy importante en otros procesos de división celular. Es necesario para formar los góbulos rojos y hacer que estos se dividan y crezcan correctamente.

Su déficit ocasiona que en la médula ósea no se sinteticen bien los hematíes y se produzca anemia megaloblástica, un tipo de afección en la que los glóbulos rojos son más grandes de lo normal y con una forma irregular.

D:

La vitamina D es especialmente importante porque es necesaria para que se produzca la absorción de calcio y funcione correctamente el sistema musculoesquelético. No obstante, no es su única función. También está implicada en la transmisión de mensajes nerviosos entre neuronas, y desempeña un papel fundamental en la regulación del sistema inmune.

Puede obtenerse fundamentalmente del pescado azul, las legumbres y las verduras de hoja verde, pero también se obtiene directamente de la luz del sol, lo que supone un aporte extra muy accesible y necesario en caso de l@s celíac@s.

E:

Esta vitamina es un antioxidante que protege a las células de los radicales libres. Al ser liposoluble, es difícil de absorber en el caso de los celíacos. Su déficit afecta principalmente a la visión y los alimentos que poseen gran contenido de la misma son los frutos secos, las semillas y las espinacas.

K:

La falta de vitamina K se puede observar fácilmente midiendo el tiempo de protrombina en los análisis de sangre. Esto es el tiempo que tarda la sangre en coagular, y si la vitamina K es escasa, pueden aparecer hemorragias en la nariz, las encías, sangre en las heces… Los espárragos, las coles y algunas hierbas tienen mucha de esta vitamina.

 


Grasas:

grasasLas grasas, en una cantidad saludable, son beneficiosas para el cuerpo humano. Además de transportar las vitaminas liposolubles, aíslan a los órganos y los protegen.

La presentación clásica de la enfermedad celíaca es la de un/a paciente con un peso muy bajo, y esto es debido a la malabsorción. Evidentemente cada cuerpo es diferente, y no tod@s l@s celíac@s son delgados, pero una de las características de la celiaquía puede ser la presencia de heces grasas debido precisamente a que no se ha podido absorber la grasa presente en la dieta. 


¿Cuándo te diagnosticaron te faltaba hierro? ¿Y vitamina B12? ¿Alguna otra cosa que no hayamos nombrado? ¡Comparte tu experiencia con los demás!

3 Comments

  1. Maite dice:

    Hola
    Antes de ser diagnosticada, más de veinte años les ha costado, habían visto anemia ferripenica y carencia de vitamina D.
    Pero es que nunca me han hecho un análisis de vitaminas y minerales los justos, o al menos que lo recuerde, porque los de.ahora desde luego que no.

  2. Stella Maris dice:

    Mi hijo no está absorbiendo la levotiroxina, dicen que es como que si nunca hubiera sido tratado, les cuento que tiene 35, y desde los 13 años está medicado.

    • CeliCity dice:

      Hola Stella, aunque no es habitual, la Levotiroxina también puede administrarse de manera intravenosa o intramuscular en casos en los que el paciente no puede absorberla vía oral, como le ocurre a tu hijo. ¿Habéis contemplado esta posibilidad? Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *